Amazon Kindle 2

Kindle 2

Recién recibí mi Kindle 2 y… ¡Es una maravilla! Lo pedí en Amazon.com y se tardaron dos días más en ponerlo en mis manos.

Precio

Ok, carísimo desafortunadamente, sobretodo por el envío y la aduana, pero si eres de los que te gusta leer y has visto disminuida esta actividad por estar en internet, lo apreciarás como oro puro.

Características Generales

La pantalla es de tinta electrónica, no consume corriente para mantenerse “encendida” y tiene un nivel de legibilidad impresionante; de hecho este es su punto fuerte, que no te cansa los ojos como una pantalla y se acerca mucho al papel real. Puedes comprar libros vía red celular gratuitamente (el libro te cuesta, la transferencia de datos no) y accesar a wikipedia por ejemplo.

Su diseño es simplísimo, botones para adelantar/regresar página, un teclado qwerty para búsquedas, un “joystick” de 5 posiciones y uno de volumen. Conexiones para audífonos (toca mp3), usb (que conectas a la compu o al tomacorriente con un adaptador incluido) y básicamente eso es todo.

Experiencia

Yo leía muchísimo, procuro seguir haciéndolo, pero leer en computadora es muy engorroso e incómodo, no solo por la posición, sino por que los monitores te cansan mucho. Y como de un tiempo hacia acá ya no compro libros, sino me los descargo, mis opciones eran pocas.

Kindle al rescate. Después de una comparativa exhaustiva entre los Kindle, los Sony y algunas otras marcas, me decidí por el de Amazon por que era el mejor compromiso entre portabilidad y pantalla “grande”. Además de que al no poder hojear rápido, como en un libro real, la función de búsqueda es indispensable y el Sony Pocket no la tiene, por ejemplo.

Bueno, Amazon consiguió un hitazo en todos los aspectos: para pasarle tus libros lo haces como si fuera una memoria usb. Es responsivo, la “pantalla” es excelente, no pesa nada, es muy cómodo, y un largo etc.

¿Cómo administrar el Kindle?

Por supuesto, hay aplicaciones que permiten administrarlo, yo uso Calibre, te deja administrar tu biblioteca en tu computadora y transferir al Kindle sin ningún problema.

El único pero que le he encontrado es que el soporte para PDF no es al 100%, no hay zoom, las letras se ven demasiado pequeñas y hasta “desenfocadas”, entonces hay que convertir los archivos antes de pasarlos al Kindle, una molestia menor desde mi perspectiva. Lo que he encontrado que mejor funciona es convertir el PDF a DOC, luego el DOC a RTF y dentro de Calibre en automático lo convierte a MOBI y lo pasa al dispositivo. Mucha lata, e increíblemente, por ejemplo, convertir directo de PDF a RTF produce resultados diferentes y cambia el formato de los párrafos.

Pues listo, le monta uno los libros que planee leer próximamente y a recuperar el buen hábito se ha dicho.

Definitivamente 4.5 estrellas, le daría 5, pero el precio es ridículamente alto.

****½

Sony MDR-SA1000

Sony MDR-SA1000

Sin entrar en especificaciones, estos audífonos son lo mejor que he escuchado.

Los compré por que estaban en OfficeMax en algo así como $600. Pesos. Obviamente pregunté si había algún problema con ellos y no, nuevecitos, solo que nadie los compraba. Y ahora después de meses de uso hago la reseña:

Sublimes.

Ya, fin de la reseña 😉

Y ya en serio, el soundstage es amplísimo (o sea, el sonido es muy profundo y no te da la impresión de venir de un solo punto, como con audífonos comunes), el balance es adecuado, sin énfasis en graves ni agudos. La separación tonal es como debe ser, o sea, nada marcada sino gradual y sutil. Son abiertos, lo que quiere decir que escuchas lo que pasa a tu alrededor y algo del sonido de los audífonos se escapa; por regla general, abiertos es mucho mejor que cerrados. También son circumaurales, quedan sobre la oreja, descansando sobre la cabeza, lo que los hace comodísimos, después de horas no cansan. Para sacarles jugo hay que usar un amplificador correcto, lo que es engorroso, pero bien vale la pena.

Ahora, NO son audífonos comunes. NO son para gente normal que busca boom. De hecho no sirven casi para reproductores mp3. ¿Por qué? Pues por que son audífonos tope de línea, y lo que la gente espera es mucho boom boom, graves al por mayor y audífonos cerrados que no dejen entrar ruidos ambientales. Así que si estás buscando unos audífonos, a menos de que tengas algo de audiófilo en la sangre, busca por otro lado.

Yo he estado contentísimo con ellos, para música son simplemente asombrosos. Pero insisto en que hay que saber usarlos, por ejemplo para películas no los uso, tengo otros dos pares que alterno… Por lo mismo que digo arriba, para una peli si me gusta (y es adecuado) el boom.

El único medio pero que tienen es que la construcción se siente un poco débil, pero como no son portátiles y su uso es estrictamente casero, sentaditos en un buen sofá disfrutando de música y un buen ron en las rocas (Havana Barrel Proof, Zacapa Centenario 23…) pues no es gran preocupación

Pues ya, unos audífonos superiores y no hay más que decir.

*****

Camaro Super Sport

Tiene mucho rato que no escribo nada, pero es que la vida real me ha tenido muy ocupado, me mudé y es algo bastante engorroso.

Pero a lo que importa, a un amigo (que se va a ir al cielo con 77 vírgenes) le prestaron (por su trabajo) un Camaro Super Sport, amarillo, versión automática con “cambios” al volante, y me llamó por teléfono preguntándome que donde estaba yo. El vive en D.F. y su idea era pasar por mi para que le diera un par de vueltas al carrito. Yo estaba en Puebla en ese momento y después de felicitarlo de muy buena manera, le sugerí que viniera a Puebla… Fue más que nada en broma y con envidia de la buena, yo sabía que no vendría… Pues vino. Unica y exclusivamente a que yo me trepara al auto y le metiera pata. ¡No se lo prestó a nadie más de los que estábamos ahí!

Como antecedentes, me gusta mucho manejar, y manejar muy rápido (en carretera, obvio, en ciudad es una idiotez), se un par de cosas de coches, sigo la F1 como única serie que vale la pena (y un poco el WRC), me dan risa los rice-boys (tuners) y en carretera cuando la gente normal frena antes de entrar a una curva, yo acelero 🙂
Yo tengo un automóvil muuuy poco adecuado para mis gustos, y dije que lo cambiaría cuando me rebasaran en la Puebla-México, de bajada (de noche y con lluvia sería un plus)… Aún no sucede y he viajado en esa carretera infinidad de veces, y lo sigo haciendo. Incluso en ocasión me han llamado (algunos amigos) Fittipaldi, Alonso (ugh!), Schumacher y Ayrton (como en “cálmate pinche Ayrton“, pero algo es algo jeje). En fin, soy una de las dos únicas personas que conozco que saben manejar.

Entonces, se imaginarán mi enorme gusto y sorpresa. Nos trepamos al SS y a darle en la Recta Cholula-Puebla y el periférico. ¿Mis impresiones?

El tablero es lo más naco que he visto en mi vida, parece stereo Sony de la Comercial Mexicana, y no dudamos que tenga un botón de demo.
La cabina es… Vaya, uno se siente Batman ahí dentro, todo son ángulos, la visibilidad es muy limitada y uno siente que apenas si es una pequeña rendija el parabrisas. Muy agradable.
En cuanto a aceleración, este fue la versión automática, el manual es más rápido (y tiene launch control), así que es el “lento” de los SS… Increíble. Simplemente asombroso, el auto patea y patea muy duro. De 0 a 100 hará cosa de poquito menos de 6 segundos (o así, cálculo a ojo de buen cubero), y como el auto es tracción trasera (como dios manda) al acelerar se transfiere peso hacia atrás (el coche se levanta) y esto hace que las llantas traseras tengan más agarre, y acelere más rápido y, bueno, no hay nada mejor que la tracción trasera.

Los grandes problemas son la electrónica. Como es un coche de serie y la gente no sabe manejar, el control de tracción no te deja en paz, en cuanto aceleras fuerte en una curva entra eso y el de estabilidad, con lo que no puedes curvear coleando con facilidad 🙁 Y los frenos ABS también son una maldición, aunque hay que tener en cuenta que lo probé en piso mojado. El volante es incómodo, no supe bien por que, pero no me gustó. Los “cambios” son lentísimos, es de esperarse en una caja automática, pero no en una versión “deportiva”. La versión manual por supuesto hará menos tiempo cambiando.

La suspensión es firme y estable, me agradó, y con poco recorrido, como es correcto en una versión sport. El auto no es demasiado ágil (es una lancha después de todo), pero el motor tan potente, y la suspensión dura, ayudan mucho a que lo sientas responsivo. El agarre mecánico me dio la impresión de ser adecuado, nada extremoso pues supongo las llantas son para calle normal (no las revisé).

Y bueno, me subí con un amigo y un primo, el amigo se bajó pálido, mi primo ya me conoce. Y disfrutamos de lo lindo un auto tan potente y llamativo. Algo que me gustó sobremanera es que como es un coche grande, la sensación de velocidad es bastante, y eso siempre es algo que prefiero a los autos en los que no se siente nada. El sonido del motor siempre te acompaña (aunque a mi gusto está limitado, debió haber hecho mucho más ruido) y eso aumenta la sensación. Y también me agradó que los frenos están bastante sobrados, siempre me quedaba con la impresión de que podía haber frenado más tarde.

Fue toda una experiencia, desafortunadamente muy poco tiempo, pues al que se lo prestaron tenía que regresar al D.F. casi inmediatamente, de hecho regresamos, le di las llaves y prácticamente se despidió. Realmente me quedé con ganas de comprarme uno, en negro o naranja (de tener el dinero para hacerlo seguramente me compraría otra cosa, un Vette usado, un Golf GTi o un Bimmer serie M usado también me vienen a la mente), pero vaya que es todo un auto.

Desafortunadamente el nuevo Camaro de 5ta generación no podía estar más lejos de sus raíces: los Pony Cars eran relativamente ligeros, relativamente pequeños, ridículamente sobrepotentes y muy accesibles en precio. Este es nada ligero, nada pequeño, no tan ridículamente potente (arriba de 230km/h ya le cuesta un poco cargar consigo mismo) y ridículamente caro, algo así como 550 mil pesos.
Cuando presentaron el primer Camaro, un periodista preguntó ¿qué cosa es un Camaro? y un alto ejecutivo de GM contestó “a small, vicious animal that eats Mustangs“. Al menos eso se mantiene, el Mustang actual no tiene nada que hacer junto al Camaro. Para el caso ni el Charger, ni el Challenger ni ninguno; independientemente de la mecánica, el Camaro es un auto hermoso, es el único que se salva de toda esta banda de resucitaciones de clásicos.

Pues, ese fue mi regalo de cumpleaños de parte de aquel amigo, nada mal ¿no?

La experiencia:

*****





¡Feliz cumpleaños a mi!

Como actualizar tu Nokia N85

Nokia N85

Como ya sabemos, Telcel tiene el monopolio y no nos deja hacer nada, y, peor aún, en los foros solo hay sabelotodos que se sienten especiales por saber 3 cosas de celulares y no comparten mucho sus esotéricos conocimientos; cuesta mucho trabajo encontrar guías estructuradas en sitios en los que no te tengas que registrar. Pero las hay, y basado en esas aquí les digo como actualizar un N85 (ojo, actualizar firmware, NO desbloquear, aún estoy en ello) a la última versión (van en la 30 y algo, Telcel tiene la 11 y algo).

Así que, punto número uno, el teléfono tiene un código de producto (product code) que viene de distribuidor (Telcel) bajo el cual se determina si es o no necesario actualizar, entonces hay que poner un código libre que permita las últimas actualizaciones, esto es, quitar el de Telcel (movistar o lo que sea).

Antes que nada verifiquen que su equipo requiera actualización, tecleando *#0000# aparece la versión del software instalado. De manera análoga pueden hacerlo vía el product code original (que viene en la estampita que se ve al quitar la batería) en la página de Nokia Check your software. Notarán que el código de Telcel pone que no hay actualizaciones, sin embargo ¡si las hay!

Así que lo primero es cambiar el product key, para esto alguien ya se tomó la molestia de compilar (¡muchas gracias!) y vamos a Product Codes Oficiales de Nokia. Para ahorrarnos problemas, usemos el que ahí nos indican. Pueden verificar en la página de chequeo de Nokia el product code seleccionado, verán que permite la versión 30 y algo.

Ahora si, necesitaremos el Nemesis Service Suite (NSS) y el Nokia Software Updater que también pueden obtener vía el PC Suite (que ya deberían tener si es que esperan sacarle jugo a su N85).

Instalen el NSS, con siguiente, siguiente basta, seleccionen Virtual USB Device en las pantallas de instalación, y la última opción, de que si quiere uno ver la instalación del driver NSS USB digan que no. Instalen también el Software Updater.
Para utilizar NSS sigan esta pequeña y muy clara guía de Cómo cambiar el Product Code; básicamente se busca la terminal, vamos a la información del mismo, se escanea, cambiamos el product code, escribimos y listo. (Noten que esa guía no es para el N85, pero todos los Nokia son muy similares y si el NSS puede leer la información, entonces puede cambiarla).

Listo, ya tenemos product code nuevo, cerramos NSS, vamos a Nokia Software Update y ¡sorpresa! Ya podemos actualizar.

Esto liberará el celular para instalar actualizaciones (como ya dije, no lo desbloquea) y elimina muchas tonterías de las que instala Telcel (pantallas de inicio, ideas telcel…) No borra el TELCEL en la pantalla principal desafortunadamente (eso solo desbloquéandolo), pero algo es algo (y si consideran que actualizar es vital por seguridad, rapidez y desempeño…)

Puntos importantes que tienen que considerar, asegúrense de que en su casa no se vaya la luz muy seguido, si se les apaga la compu a la mitad de la actualización del firmware, ya valieron. Y el proceso toma bastante tiempo pues primero descarga el nuevo software (como 140 megas) y luego lo instala (unos 5 minutos en mi experiencia, pero puede ser bastante más). El cambio de product code es demasiado rápido para preocuparnos mucho.

Sobra decir que tienen que respaldar sus mensajes y contactos, notas, calendarios y demás vía PC Suite, aunque en mi caso por alguna razón que aún desconozco, no me tomó el backup de mis contactos y tuve que meterlos a pata (por suerte, PC Suite me permite hacerlo desde la computadora y no matándome con el tecladito). Fue raro por que además de no tomarme el respaldo, me impedía utilizar las teclas de marcado rápido que ya había utilizado antes, o sea, si tenía en el 2 (la 1 está reservada) a pepito y en el 3 a menganito, después de la carga del respaldo no tenía ningún contacto y ni la 2 ni la 3 se dejaban asignar. Tuve que realizar un ultra hard reset, NO subir el respaldo de mis contactos y listo.

Resets.
Hay tres (fuu), el Soft Reset se realiza con *#7780# (pide código de bloqueo, por default siempre es 12345 a menos que lo hayan cambiado) y este carga de nuevo las configuraciones de fábrica, no se pierden datos.

El Hard Reset va con *#7370# y reformatea por completo el teléfono, se pierden todas las configuraciones, pero no los datos de la tarjeta, ni contactos ni mensajes ni nada (extrañamente).

Y el Ultra Hard Reset (así lo bauticé yo) es, con el teléfono apagado y la tarjeta de memoria fuera, se presiona *, 3, verde y power al mismo tiempo… Bastante complicado en el N85, pero se puede hacer, yo primero acomodo los dedos en el *, el 3 y la tecla verde, y con la otra mano pico power…
Aquí varía todo lo que he encontrado, pero lo que a mi me funciono es, en cuanto pasa el logo de nokia con las manos saludando, soltar el power, y un poco después soltar todos los demás botones. Nos daremos cuenta si funciono si el teléfono no inicia como siempre, sino que nos pregunta en que región y ciudad estamos. La ventaja de este reset es que aún si el teléfono no prende (por otros errores, esto dudo mucho que cause algo tan drástico), es posible recuperarlo así.

En teoría los resets son solo por si algo sale terriblemente mal, sobre todo el último, pero yo digo que lo ideal después de actualizar firmware es hacer un ultra hard reset, así nos libramos de toda (TODA) la basura que Telcel tiene a bien instalarnos (la actualización de firmware no quita toda, pues si había aplicaciones instaladas, como Ideas Telcel, ahí las deja). Obviamente después de un hard reset no queda ninguna aplicación instalada (excepto las que estén en la memoria, que sacamos, pero de todos modos no sirven pues hay que instalarlas de nuevo para que se agreguen a los menús, etc).

¿Queda claro? Espero haber puesto todo tan simple como sea posible, resumiendo:

Verificar que el móvil requiera actualización.
Bajar NSS, Nokia Software Update.
Cambiar el Product Code con NSS.
Actualizar firmware con Nokia Software Update.
Realizar un Ultra Hard Reset (opcional).

Como plus, desactiven el Assisted GPS en herramientas generales, posicionamiento, y solo dejen el integrado y el de red. El asistido utiliza las torres de celular para lograr un lock-on más rápido, pero te cobran datos. Ok, es muy poquito lo que cobran, pero no hay por que regalarle más dinero a esos ladrones de Telcel. El interno y el de red son gratuitos… Y por ahí hay como instalar Garmin de maneras que todo salga gratis (el Maps de Nokia, que les recomiendo actualizar con Nokia Maps Updater y Nokia Map Loader, solo viene con 6 meses gratis. También apáñense el Sports Tracker (¡está genial!) de paso.

Recuerden, no me hago responsable de NADA que les pase a sus equipos, y no soy ningún experto en la materia. Pero con un poco de sentido común y precaución, cualquiera lo puede lograr. RESPALDEN toda su información importante antes, luego no quiero que se vengan a quejar conmigo de que perdieron sus mensajitos de texto…

¡Suerte!

P.D. Y ya estoy en como diablos hacer que se pueda ver un papel tapiz a pantalla completa…