El tamaño de la Luna

Todos hemos visto a la Luna en el horizonte, y se ve mucho mas grande que en el cenit. ¿Nunca se han preguntado por que?.

Bueno, pensando un poquito, resulta claro que hay algo extraño; si en verdad estuviese mas cerca de nosotros entonces debería seguir una órbita muy elíptica, además de que su efecto en las mareas sería catastrófico. ¿Entonces que es lo que pasa?, ¿por que la vemos tan enorme?.

Seguramente habrás escuchado (incluso creído) que esta ilusión se debe a que estas comparando la Luna con los objetos de tamaño normal, árboles, edificios, etc, y por eso tu cerebro la interpreta como gigantesca. Esto esta equivocado. Aún viendola contra un horizonte vacío como el desierto o el mar, o desde el aire en los aviones, este efecto permanece.

Muchos creen que es por que hay mas aire de aquí al horizonte que al cenit y esto actúa como una lupa. De hecho es lo contrario, tanto aire hace que la Luna se deforme, ¿no han notado que se ve achatada en el horizonte?. Eso es por que hay mas aire en la parte de abajo (pegadito al horizonte) de la Luna, que arriba.

Lo que pasa con esta ilusión (¡si, es solo una ilusión!) es que tu cerebro cree que el cielo en el horizonte esta mucho mas lejos que en el cenit. Esto tiene su lógica, las nubes arriba de ti estan a unos pocos kilómetros, mientras que en el horizonte pueden estar a cientos. Y esto se debe a que percibimos el cielo como un plato achatado invertido. Entonces, la Luna en el horizonte es interpretada por nuestro cerebro como si estuviera mas lejos, y como su tamaño aparente es el mismo que cuando esta en el cenit el cerebro cree que la Luna debe ser físicamente mas grande. Tu cerebro considera que si no fuera así, la distancia extra haría que se viese mas pequeña, y como no se ve mas pequeña, debe ser enorme.

¡Incluso eso esta al revés!. Cuando la Luna esta en el horizonte, esta unos cuantos miles de kilómetros mas lejos del observador que cuando esta en el cenit. ¡Así que de hecho es un poco mas pequeña en el horizonte!. Podemos ser inteligentes, pero se nos engaña con mucha facilidad.

Puedes comprobarlo con un rollo de papel de baño vacío, mira la Luna a través de el cuando este en el horizonte y después cuando este en el cenit, veras que es del mismo tamaño.

También es probable que hayas notado lo mismo con el Sol, o con las constelaciones. Todo es parte de la misma ilusión.

Como se puede ver en la primera imagen, la cámara no es engañada por esta ilusión, ya que no tiene cerebro que interprete las cosas mal.

Mitos anteriores: Lo caliente quema, Gravedad Cero, La friccion calienta los Meteoritos.

Comparte!Share on FacebookTweet about this on Twitter

Comments

comments

22 thoughts on “El tamaño de la Luna

  1. jeje Creo que ésta se la gano a Hplo. Belinda es un satelite (luna) en orbita alrededor de Urano, al igual que Juliet, Portia, Desdemona y Rosalinda. Si ya lo sabias creo que hubieras hecho un comentario previo. Je, je

  2. Básicamente es por los amaneceres y anocheceres del mundo. La luz del sol hace una tangente con la orilla de la tierra, desde la Tierra se ven amaneceres y anocheceres, y esa luz rojiza es la que le da a la Luna.

    Marte está lejísimos, no refleja nada de luz sobre nada.

  3. Pingback: Esteban » Blog Archive » ¿Qué hay fuera del universo?

  4. Si, hay una bastante buena en que el sol resulta de un gran guerrero llendo a las estrellas (donde supuestamenten viven nuestros ancestros) y poniendo un pedacito de cada una en su escudo. Para esto solicita la ayuda de Quetzalcóatl.
    Su hijo, decidió que también tenía que hacer algo importante, así que hizo lo mismo, pero con un escudo mas pequeño, y para iluminar de noche, así su madre y todas las madres no tendrían miedo de la oscuridad. Su mascota, un conejo (que además lo ayudo, como la Serpiente Emplumada a su padre), se la pasaba poniendo en peligro sus saltos entre estrellas al brincar entre sus piernas, así que decidió ponerlo en su escudo.
    Claro que tuvo que superar toda suerte de peligros y monstruos fantásticos para llegar al fin del mundo y poder saltar a la primera estrella. Su hijo lo tuvo mas fácil, ya que esos mismos peligros habían sido vencidos por su padre.

    Esta es mexica y es muy bonita, obviamente la sobre-resumí.

  5. Hablando de luna, recorde la leyenda mexicana de su origen e investigandola encontre la siguiente que es muy parecida a la que recordaba…

    “El sol, la luna y el conejo”
    Leyenda Tolteca

    Los antiguos dioses vivían en las tinieblas. El Sol y la Tierra habían sido destruídos cuatro veces y la hora señalada había llegado para que el Quinto Sol hiciera su aparición.

    Durante veinticinco años los dioses caminaron en el mundo, sumergidos en sombras. Apenas podían sus ojos ver a la luz de antorchas encendidas.

    Tuvieron una reunión en un lugar cercano a la ciudad de México, llamado Teotihuacán. Sentados en el suelo, formando un círculo alrededor del fuego, discutían el terrible problema de que el Sol no podía crearse a menos que uno de los dioses se sacrificara a las flamas. Largo rato charlaron acerca de las bendiciones que seguirían al mártir.

    El más valiente y noble de los dioses se ofreció como víctima. Lentamente se levantó y trató de saltar a las llamas, pero se sentó otra vez. Tenía miedo.

    Entre los dioses había un chiquito feo y deforme. Tenía el cuerpo cubierto de horribles pecas y en su cutis se veía la marca de la ictericia. Sus hermanos lo vieron y le dijeron: “Pequeño ¿qué quieres tú de la vida? Estás enfermo y feo, y no tienes suerte. Tú serás sacrificado por todos nosotros”. El pequeño dios era bueno y obediente, y no teniendo nada de que arrepentirse saltó a la lumbre.

    Detrás de él, el valiente y noble dios que había fallado antes, se sintió celoso del valor del otro y saltó a las flamas. Los dioses se preguntaban qué pasaría. Dos víctimas habían sido ofrecidas en lugar de una. ¿Habría dos soles? Durante mucho tiempo esperaron. Vieron hacia el este, hacia el sur, al norte y al oeste.

    Apostaron con mariposas y culebras respecto al lugar por donde saldría el Sol, pero no acertaban correctamente.

    De repente, en glorioso esplendor, un sol salió, brillando en el oriente. Dos o tres horas más tarde, otro sol apareció, tan brillante y magnífico como el primero. Era la Luna.

    Los Dioses casi se cegaron con tanta luz, así que tomaron un conejo por las patas traseras y se lo aventaron al segundo sol para disminuirle su brillo, y por eso hasta hoy en día puede verse en la Luna la forma de un conejo.

    ¿Alguna otra versión? 😉

  6. ¡Gracias! pero no se necesita ser un genio para admirar la belleza del universo. Todo lo que tienes que hacer son dos cosas bien sencillas:
    1. Mirar hacia arriba.
    2. Preguntarse ¿por qué?.

    Recuerda que el universo no siempre se ajusta a nuestras nociones de sentido común, y es ahí donde radica el asombro que nos produce cuando al fin lo entendemos.

  7. Muchas cosas puedo admirar de ti…. pero ese interes tan mágico que le pones a las cosas tan hermosas como es la luna me hacen cada dia admirar mas tu inteligencia…. bastante bueno el reportaje… me latió demasiado.

¿Qué opinas?