3 thoughts on “¿Cuál es el daño?

  1. Claro que sirven: se llama efecto placebo.

    Pero como bien dices, no “curan” per se.

    Y si, en México desafortunadamente cualquier hijo de vecina puede ser cualquier cosa, y la gente se lo traga.

    ¿Han escuchado por ahí noticias de los hueseros esos que han dejado paralíticos a pacientes? ¡Horror!

  2. No había visto este post, no sé porque. No pienso que la acupuntura, homeopatía, y demás terapias alternativas (porque definitivamente no son medicinas) sean “per se” tonterías; la gente desinformada (practicantes y pacientes) es la que genera que existan daños de este tipo. El usar una terapia alternativa en sustitución a cualquier tratamiento médico es una reverenda estupidez que en algunos casos funciona (sobre todo en casos de somatización), pero definitivamente no reemplaza el tratamiento. Desafortunadamente, como hoy en día no existe lo que se llamaría “ética profesional” en otros ramos (mucho menos en este), cualquier fulano te dice que sabe hacer el trabajo y la gente lo cree y no cuestiona (muy ligado al comportamiento religioso por cierto). Sin embargo las pocas personas responsables que estudian este tipo de terapias, pueden servir como tratamientos adyacentes a los medicamentosos con buenos resultados (en muchos casos un tratamiento alternativo puede favorecer el tratamiento alopático, en otros no); yo por mi parte estudio terapia de masaje, acupuntura y reiki como complementos a mi profesión; sin embargo, inclusive las personas que me han enseñado estas técnicas son todo menos responsables, existe una técnica de masaje llamada quiromasaje, que como se podrá intuir tiene que ver un poco con los huesos; la persona que me lo enseñó lo hizo sin el menor conocimiento de los huesos (y no me refiero a los nombres) o la anatomía humana, y me aseguraba que al darlo bien no le pasaba nada a la persona; que me disculpe pero esa técnica en particular mal aplicada puede llegar a lastimar o incluso fracturar a una persona. Por otro lado la persona que me enseña acupuntura es un doctor muy preparado que conoce varias terapias alternativas, y el hace hincapié siempre en que debo prepararme bien si algún día pretendo ponerle agujas a alguien en el cuerpo; de hecho el piensa que es mucho más deseable ser médico para conocer y aplicar estas terapias, sin embargo piensa que una persona dedicada, responsable y autodidacta puede llegar a ejercer con responsabilidad; yo por mi parte busco clases de anatomía y osteología e investigo lo que puedo acerca de los tratamientos alopáticos, sobra decir que no ejerzo ninguna de esas terapias por el momento.

    Lamentablemente estamos en México y cualquier Juan Pérez ejerce cualquier cantidad de terapias (incluyendo la práctica médica, psiquiátrica o psicológica, muy triste =( ) y la gente no se cuestiona, y por esta gente se le da mala fama a terapias que pueden llegar a servir (en algunos casos e insisto como tratamiento adyacente)

  3. En la sección de Testigos de Jeovah viene el caso de Emma Gough, curiosamente eso lo leí en el periódico aquí poco después de llegar y había pensado escribir algo en mi blog al respecto. Me dio mucho coraje que por una estúpida religión (y si de estupidez hablamos, los Testigos merecen un trofeo), esta pendeja dejó a sus dos hijos sin madre. ¿Dónde quedó la responsabilidad? Lo peor es que seguro entre su comunidad la van a alabar como una gran mujer devota cuando lo que hizo fue un crimen humano. Qué asco de persona, todo por culpa de la religión.

¿Qué opinas?