Alien


Tripulantes del Nostromo y el gigantesco piloto…
imaginen el tamaño del Alien resultante.

Una de las mejores películas de ciencia ficción de todos los tiempos. De mis 5 favoritas. Un futuro totalmente creíble (si no contamos el viaje superlumínico ni el encuentro con los aliens 😉 ).

Una nave, la Nostromo, que mas bien parece una refinería voladora lleva a un grupo de obreros de 2da de regreso a la Tierra cuando reciben una instrucción de La Compañía de bajar a investigar a la luna (no, no es planeta) LV-426.

Investigan y encuentran una nave alienígena antiquísima de una civilización bastante avanzada, pero hay algo raro, el piloto parece haber muerto por causas bastante extrañas, una cámara llena de huevos… ¿de quién?

Kane investiga y por andar de mirón, le salta un alien en la cara, perfora el casco y se le queda pegado como lapa, lo llevan de regreso a la nave, lo meten a enfermería y se ponen a analizar. No se lo pueden quitar por que se moriría y además, tiene la sangre llena de ácido. Regresan a la nave madre y de repente Kane despierta y el aliencito esta muerto por ahí.

Todo muy bien y desayunando le empiezan a dar convulsiones a Kane, y ¡le sale el alien destrozándole el esternón y las costillas! Ahhh una de las mejores escenas de la película. Kane muere y el aliencillo se va reptando insolentemente.

Entonces empieza lo bueno, este bicho crece hasta lo doble de un ser humano y empieza a matar sistematicamente a toda la tripulación. Siendo obreros y no militares no tienen gran oportunidad de sobrevivir.

Los mata a todos menos a Ripley, que se las arregla para safarse de las garras de Ash, el androide que debido a sus instrucciones quiere llevar al alien a la Tierra, convertirse en líder del grupo, rescatar al gato, explotar la refinería voladora y escapar en la nave salvavidas.
Y el alien la sigue, y entonces tiene que apañárselas para expulsar al alien de la navecita y ponerse en hipersueño.

Ridley Scott, el director (mi director favorito) realmente se lució con esta película. Oscurísima, nunca vemos al alien, lo que esta destinado a que te espantes, y no como las pelis de terror baratas en que los monstruos acaparan el foco y mas que nada te dan risa. Ni hablar de los diseños de H.R. Giger, el loco que inventó al alien. Diseños erotomecánicos y biomecanoides. El alien es una bestia que viola al matar. Su cabeza de forma fálica, su baba excretada, su mandíbula retráctil, todo el salió de los sueños enfermos de Giger.
Es el monstruo de pesadilla perfecto, si uno lograse verlo lo suficiente antes de morir entonces no podría quitar los ojos de el, embelesado en una fascinación de muerte. Su perfección es tal que es casi inmortal. Primero están los huevos, que pueden estar en reposo por milenios aparentemente. Luego de estos salta el facehugger que es capaz de embarazar a una presa de cualquier especie no importa que tan distinta sea. Luego el chestburster nace matando a su progenitor, y de ahí crece hasta esta bestia fantástica, con ácido por sangre, resistente al fuego y que se las arregló sin mucho problema para matar a todos menos Ripley.
La escena donde sale el chestburster del pecho de Kane es muy buena por que Scott tuvo a los actores varias horas sin hacer nada, simplemente esperando. No sabían exactamente que es lo que iba a pasar, sabían que salía el alien, pero el director no les dio mayores indicaciones. Lambert recibe salpucaduras de sangre en la cara, y la reacción es auténtica, camina hacia atrás por instinto y se tropieza con algo y cae. Nada de eso fue planeado. Era una sola toma y tenía que ser perfecta.

Ellen Ripley es la heroína que nace de la desesperación, surge cuando su vida peligra al máximo y se da cuenta de que es aún mas fuerte de lo que imaginaba. En un mundo de películas con protagonistas masculinos, Alien fue un parteaguas.

Los escenarios varían entre los suburbios mugrientos y pobres de Blade Runner (la Nostromo, LV-426) y la iluminación antiséptica de 2001 (el centro de control de la computadora de a bordo). La ciencia es bastante atinada (si no contamos que para que una especie pueda repdoducirse dentro de otra totalmente extraña esta muuuuy difícil por no decir practicamente imposible). La fotografía es impecable y la música, si bien a Jerry Goldsmith no le hizo gracia (el compositor), no es mala.

Ripley se pone en hipersueño al final, a ella y a su gato. ¿Sobrevivirá? ¿Llegará a la Tierra? ¿Y los miles de huevos en LV-426? ¿Y el alien, de donde viene? Estas y mas interrogantes son las que nos deja esta increíble película. A resolverse en la secuela, que pronto pondré su reseña.


Ripley enfundada en su traje espacial.

A esta le doy un:

*****

… y eso por que no hay mas estrellitas.

7 thoughts on “Alien

  1. ALIEN es una de las mejores películas de terror; el director es legendario, les recomieno el paquete de 9 discos de la saga de ALIEN y que lo compren fuera de mexico porque aqui es cariiisimo, tu reseña me sirve mucho, reseña ALIEN 3 no?’ de esa casi no hay documentos.

    Un saludo

  2. Pingback: Esteban » Blog Archive » Inteligencia infantil

  3. Pingback: Esteban » Blog Archive » Aliens

  4. Giger no está loco ni enfermo, me parece ke su arte refleja de manera bastante acertada los mas íntimos e irrefrenables deseos y perversiones del ser humano… o de sus podridas sociedades!!!

  5. Ah, cierto, El Resplandor es mas que buena, El Exorcista ni se diga. Yo pondría también La Escalera de Jacobo (Jacob’s Ladder) en esta lista.

    Soy muy fan de Giger, por ahí tengo algún libro de el, sin duda iría a ese museo de andar por alla.

  6. Sin duda un clásico del cine sci-fi y del cine del terror. La considero junto con el Exorcista y el Resplandor como las 3 mejores películas de miedo de todos los tiempos.

    Por cierto, si algún día vas a Suiza, ve al pueblo de Gruyeres, allí está el museo de HR Giger que incluye réplicas del alien junto con todo su demás arte. Para cualquier fan de esta serie, no hay excusa para no ir!

¿Qué opinas?