His Master’s Voice – Stanislaw Lem

[Tiempo de lectura 4 m]

His Master's Voice
Stanislaw Lem es, creo yo, el mejor autor de Ciencia Ficción del mundo. Sus historias se desvían de la norma de aventuras y acción, y eso no es todo, si crees que Asimov es cerebral, Lem hace verlo como un mono con máquina de escribir.

Lem tiene un estilo único, que puede variar desde lo más increíblemente ridículo, pero con una lógica absoluta y aplastante, además de un humor emocionante y perspicaz, como La Ciberiada, hasta un estudio filosófico con forma de novela sobre una sociedad que cambia hasta resultar irreconocible para un astronauta que regresa de un viaje estelar largo en Retorno de las Estrellas, pasando por la imposibilidad de comprender a seres de otros mundos, un tema recurrente, como en Solaris (dos veces llevada al cine, con poco éxito), El Invencible y His Master’s Voice (los pongo en el idioma en que los leí).

His Master’s Voice es la narración de Peter Hogarth, un matemático de primera línea, que se ve involucrado en un proyecto secretísimo, que involucra muchísimos científicos, militares y políticos. Hogarth nos cuenta sus misfortunas, sus interrelaciones con el demás personal, sus amistades, sus miedos, éxitos y fracasos, y Lem, con su habilidad de siempre, mezcla en ello teorías científicas nuevas, nada descabelladas y del todo plausibles, términos incomprensibles, astrofísica, termodinámica… Como es usual en sus novelas, Lem hace a sus personajes desarrollar teorías alternativas sobre eventos comunes (mas no cotidianos), como el nacimiento del universo, la vida, y no conformándose con eso, no ofrece una ni dos, sino varias teorías cada una más ¿ah cómo no se me ocurrió eso? que la anterior, y así somos llevados por los problemas, hallazgos, descubrimientos y demás, del gran muro que la humanidad está a punto de enfrentar.

Un ejemplo sigue, en el que prácticamente nos dice que la entropía explica la destrucción innata en el hombre, ya lo sabíamos, pero Stanislaw nos lo explica como a niños de kinder.

[…] he declared, for instance, that really all the basic drives providing the motive force for human action could be derived directly from physics — but physics in the broadest sense of the word.

The urge to destruction is deducible from thermodynamics. Life is a fraud, an attempt at embezzlement, seeking to circumvent laws otherwise inevitable and implacable; insulated from the rest of the world, it inmediately enteres the path of decay, and that inclined plane leads to the normal state of matter, to the permanent equilibrium that is death. In order to continue living, life must feed on order, but because there is no order — none highly organized — other than life, it is condemned to consume itself. It must destroy to live, must take its nourishment from systems that are nourishment only to the extent that they can be ruined. Not ethics but physics determines this law.

Esta novela es muy corta, y afortunadamente por que es de sus más densas, pero tiene momentos realmente sublimes. La premisa es que la humanidad ha dado con un artefacto y trata de comprenderlo. Del estudio del artefacto surgen varios campos y conocimientos totalmente nuevos para la ciencia, y del razonamiento de su origen nos quedan varias explicaciones increíbles, pero lógicas y posibles, que acaban involucrando nada más y nada menos (pues estamos hablando del Señor Stanislaw) que el origen mismo de nuestro universo. Y de paso nos pinta tipos de vida radicalmente distintos a los que conocemos, pero que siguen las mismas reglas infalibles de la lógica, se las ingenia para unir conceptos metafísicos con la física pura y real, y hacer que todo suene creíble, y nos enseña mucho sobre la naturaleza humana: realmente somos en extremo primitivos, y sumamente pedantes si creemos que podemos comprender nada.

Resulta increíble la capacidad de Hogarth—Lem—al ofrecernos nuevas vistas y debates sobre cosmología, filosofía, probabilidad, estadística, evolución, ética, la limitante humana al estudiar cualquier cosa desconocida, pues llevamos el bagaje humano y no podemos librarnos de el, con lo que la cosa estudiada resulta contaminada con nuestros prejuicios frutos de nuestra evolución y circunstancias particulares como especie. Incluso critica muy duramente a la ciencia ficción normal, o más bien, sus personajes lo hacen por el, llamándola aburrida, falta de ideas, sosa y monótona.

Es una historia de 10, me ha gustado muchísimo y como todo lo que he leído de Lem (excepto tal vez Memorias Encontradas en una Bañera) me deja con un sabor de boca que ningún otro autor de CF puede lograr. Stanislaw realmente tenía talento.

Por cierto, declinó en ocasión una membresía a una asociación norteamericana de escritores de ciencia ficción alegando que la CF gringa era, prácticamente, una porquería. Philip K. Dick se salvó, Lem no lo consideraba tan inepto, a lo que Dick, haciendo gala de una ineptitud monumental, dijo que creía que Lem era un comité comunista y así se lo comunicó al F.B.I.

No olviden leerlo, pero no sería lo primero de Lem que les recomendaría, Retorno de las Estrellas y El Invencible como novelas primero, Ciberiada y Fábulas de Robots intercaladas (son cuentos cortos), luego tal vez Solaris y ya entrados en forma His Master’s Voice. Ya saben donde conseguirlos.

Merece:

*****
Ah, por cierto (aunque no crean que olvidé mencionarlo antes), el artefacto: La Tierra recibe un mensaje artificial de las estrellas, y la humanidad se enfrenta muy a regañadientes con la realidad de su incapacidad absoluta de comprenderlo, y peor, su incapacidad de aceptar que no puede comprenderlo, por tanto interpretándolo de mil y un maneras distintas, todas posibles—ninguna de las cuales puede resultar en daños a la humanidad, pues así de avanzada era la especie que lo originó.

One thought on “His Master’s Voice – Stanislaw Lem

  1. — Spoilers —

    Me resulta particularmente interesante que Lem considera que es imposible enviar un mensaje a las estrellas que esté libre de prejuicios, esto es, un mensaje Universal que cualquier especie suficientemente avanzada pueda comprender. El mensaje siempre vendrá dictado en mayor o menor término por las condiciones imperantes de la especie que lo envía…

    Lem después de varios razonamientos impecables llega a la conclusión de que nuestro descubrimiento de la física actual debió (por norma probabilística en las especies inteligentes del universo) haber llegado mucho después, cuando nuestra raza estuviera unificada y no peleándose entre si como es el caso. De haber sucedido así, el mensaje nos hubiera pasado de largo sin inmutarnos ni afectarnos, y cuando tuviéramos la ciencia necesaria podríamos descifrarlo, y además seríamos una especie unida trabajando por el beneficio de todos y nuestro planeta. Bueno, esto (descubrir la física antes), se debe, entre otras cosas, a condiciones reproductivas/sexuales de nuestra especie y ancestros. ¿Qué? No soy ningún Lem y tendrán que leer el libro si quieren enterarse, pero el llega a esa conclusión, y resulta absolutamente correcta (en el contexto de su novela). Aplastante. Y más por que este razonamiento resulta futil; el que una raza beligerante esté descifrando el mensaje y utilizándolo como arma resulta abolido cuando, después, “descubrimos” que la especie que lo mandó es tan increíblemente avanzada que fue capaz de preveer esto y cifrar el mensaje de manera tal que no solo no lo comprendiéramos, sino que si lo comprendíamos mal no pudiésemos sacar nada dañino de ello. Crear un argumento complicadísimo para tirarlo a la basura con el argumento de la novela es impresionante, algo que solo el sabe hacer.

    Dicho mensaje podrá ser liberado de la carga cultural específica de cada especie entre más avanzada sea esa especie, pero nunca podrá ser cero. Y el pobrecito de Sagan creía que el mensaje que mandamos era suficientemente comprensible. Lem lo pone todo desde una lupa de razón y lógica inamovibles, justo como funciona el universo.


    Asimov escribió Los Propios Dioses, con el respeto que se merece, Los Propios Dioses (o al menos la probabilidad de ellos) están justamente en His Master’s Voice. En ninguna otra novela de CF los he encontrado.

¿Qué opinas?