Le rompí la madre a mi ladrón

[Tiempo de lectura 7 m]

Me intentaron robar la bicicleta, le rompí la madre al ladrón.

thou shalt not steal

Estaba dejando un paquete en la paquetería, siempre o la meto o la amarro, dependiendo cuánta gente dentro. Hoy la cola se salía del local, así que solo la apoyé en la puerta de vidrio.

Un rato después que entré, vi (el vidrio tiene estampas y no se ve todo) dos manos tomar mi manubrio y empezar a cargar mi bici para darle la vuelta. Salí, moderadamente rápido, tampoco con demasiada prisa —se perfecta e inconscientemente cuánto tiempo toma darle la vuelta a mi bici y empezar a rodar, y a cualquiera le tomará más que a mí— di la vuelta dejándolos con la pared atrás, y…

Francamente no recuerdo que dije, el efecto adrenal ya estaba funcionando, pero sí le dije algo, un “¿qué carajos estás haciendo?” probablemente, y en lo que me veía, dejaba la bici y decidía si huir o no, mi paquete —una caja grande que traía en una de esas bolsas verdes que salvan al planeta /rollseyes— se impactaba con fuerza en su cara y cabeza desde arriba.

El golpe le resultó completamente inesperado, y mientras trataba de subir su guardia —subir las manos, nomás, para quienes no sabemos pelear formalmente— ya le estaban lloviendo derechazos de mi parte en los hombros y espalda media y baja, mucho más pues se agachó para protegerse la cara.

Desde acá lo interesante, pensándolo a posteriori, obvio:

Mis dos, tres primeros golpes fueron con el hombro a medias, y los sentí muy faltos de potencia para lo que la situación requería, “le tienes que pegar con todo para que no se levante”, cambié desde el siguiente golpe a darlos con la espalda, muchísimo más potentes. El neocórtex solo entró para recordarme que no debía intentar pegarle en la cara, pues el riesgo de lastimarme la mano y potencialmente arruinarme la pelea es muy alto, que preferentemente debía buscar los puntos blandos que no están cubiertos por hueso.

Por el rabillo del ojo veía según yo al de seguridad de la paquetería tomar mi bici.

El de seguridad y creo otros dos adultos —seguro al menos uno sí— me decían que ya le parara, que ya se había llamado a la policía, que ya venían, que ya déjelo joven, y más bien en tono de no vale la pena, realmente la madriza, que sí fue, no fue demasiado aparatosa. Eso y que ya no le estaba dando puñetazos, sino patadas.

¿Ya déjelo? ¡Pinche ratero de mierda! ¡Vuelves a agarrar otra bicicleta culero! ¿Cómo “ya déjelo”?

Le gritaba al tiempo que me volvía a poner a distancia de patín, y otro patín en la cara sin demasiado vuelo, apenas marcada, de rodilla para abajo en vez de cadera, pero con botas de casquillo.

Le atiné al pómulo, digo, y el chicotazo que dio su cabeza fue hermoso, el impacto causado con “tan poca” energía invertida muy aparatoso; recordar, soy ciclista, los ciclistas tenemos mucha fuerza en las patas, y el neocórtex también me recordaba no debía patearlo con demasiada fuerza, ni tampoco patearlo en zonas suaves —justo al revés que los golpes: muy sencillo le exploto un hígado o rinón con una bota así; una rodilla se la reviento. Por esto mismo insistían aún más en que ya lo dejara. Siempre tuve presente el que no debía dañar severamente.

Así, dos, tres, patadas al pobre cabrón en el piso. Tirado por mis golpes. El pock, spack de los impactos. “¡Ya joven, yo acá le cuido su bici!”.

Me quité, si lo mío no es la violencia, la violencia es el recurso del incompetente, dice Asimov, por algo así no vale dañar permanentemente a alguien, ¿o sí?
Pero regresé a darle una última patada, en la pantorrilla y con más fuerza. Todos nos hemos pegado en la pantorrilla. Imaginaos.

Y me volteó a ver en lo que los demás se le acercaban a decirle lo clásico, ya ves por ladrón, pinche ratero, bla bla bla, y de nuevo el puto coraje se me salía por los ojos y ¡qué me ves, hijo de tu puta madre! ¡vas a volver a agarrar otra bicicleta cabrón! [retórica intencional]. y me acerqué de nuevo y se encogió lo más que pudo, el miedo cerval evolutivo en sus ojos que bajó y volteó su cara de inmediato. La respuesta mamífera inevitable.

No recuerdo tampoco si las personas, o alguna al menos, lo urgían a irse, ya vete cabrón antes que te vengan a chingar los policías, me inclino más a según yo sí. Y es comprensible.

Metí mi bici, agarré mi paquete y me regresé a la fila a entregarlo —respirando intensa y sonoramente, la gente viéndome todos, viéndose entre ellos, murmurando las chicas “ya viste, ¡además está guapísimo!” y los hombres “ojalá mi esposa tuviera la mitad de hombre que él, ¡por Crom!”, ignorando que a Crom no se le reza, no se le pide— y lo entregué.
Salí y platiqué un rato con el de seguridad, en lo que esperábamos a la poli, y dos moto-polis-robocops (ya saben cuales) pasaban por ahí. Según se había ido a la vuelta el ladrón, les dije que iba a ver, fui en la bici y le pregunté al del hotel de junto y que estaba a la vuelta, y sí, ahí estaba tirado recargado en la pared. Intentó huir y hasta ahí llegó de la chinga que se buscó.

Regresé a decirles desde lejos, llegaron todos, qué pasó joven, su nombre, la bici, muy bien desea proceder… Encontramos una especie de inhalador junto a el, ya se había drogado, y la policía lo confiscó al tiempo que tomaban fotos de todo.

Una oficial me dijo que el problema son los de la fiscalía (es de las tres peores del país, la poblana), que como aparentemente está bajo la influencia, a los que están bajo la influencia los están dejando salir bien rápido, ni entran es más, y pues por ejemplo yo el otro día hice 14 horas para denunciar 6 atunes, me dijo… Le pregunté cuántos incidentes así atendía al día: hoy llevo 15, joven. No eran ni las 7pm. Solo en esa zona de la ciudad.

El número real de crímenes es muchísimo mayor que los reportados.

Eso y que según las nuevas leyes (leí por ahí creo, y me lo recuerdan en tuiter apenas), si tu bici no vale más de cierta cantidad entonces no es delito grave y, ¿no amerita cárcel?

Se habla con acciones, y yo siempre he dicho que la pinche fiscalía es una basura (yo mismo he ido a denunciar intentos de secuestro y suplantación de identidad y no hacen nada, literal nada), y que vale más romperle la madre a los ladrones que denunciar. Check y check.

Le dijeron que se fuera, quitándolo del lateral del hotel, lo pararon a la fuerza y empujaron para que anduviera, y con trabajos podía, el dolor ya le empezaba a llegar después de haberse quedado entre dormido e inconsciente. Y drogado.

Pues eso que digo, que está interesante como a pesar de estar siendo tomado por el límbico y el reptiliano, aún tenía presente que no debía dañar con severidad; matar, totalmente fuera de la cuestión. Eso, y el conocimiento de dónde sí y dónde no debía pegar para máximo impacto y eficacia —dentro de los límites que ya dije. ¿Dónde estará la frontera, esa que al cruzarla ya permite asesinar no solo a sangre fría, sino como hobby, de los videos de terroristas y narcos que plagan los foros?

Al verlo irse renqueando, pensé fugazmente en esperar a que se fueran las patrullas y round 2, pero solo fugazmente.

Me fui.

Se siente bien, muy bien, romperle su puta madre a tu ladrón. Se sabe mal, muy mal tener que golpear a alguien pues no somos más que simples mamíferos. Nuestra humanidad se ve mermada cada que hacemos algo así. Infortunadamente no tenemos el lujo del diálogo y la ley en un país tercermundista y en crisis, el nivel de impunidad en Puebla es mayor al 90%; el de resolución de casos menor al 5%.

Tiempo después, después de notar los tatuajes de presidiario que tiene, y ver que no está en nada mala forma, nomás verle los brazos, encima de tener como diez años menos que yo, me veo en el espejo y me siento poderoso. Yo lo tiré. A madrazos. Yo le partí su puta madre a mi ladrón. Sin ayuda de nadie y sin conocimiento práctico real de cómo pelear (por eso aquello de los primeros golpes faltos de energía, de técnica, de saber por práctica cómo se debe golpear).

Yo.

Viendo todos los comentarios en tuiter, si lo hubiera desnudado y quemádole sus ropas, sería un héroe influencer de primer nivel, más grande que los más grandes influencers desde probablemente 1870, me harían memes 6 semanas y todas las chicas me mandarían solicitud… en el Tinder, pero solo contesto en Instagram. A mí no me costarían trabajo las Yuyas y las Belindas. AMLO y la 4T (que debería ser mayor T, faltó la expropiación petrolera y la venta de los bancos) me pondrían una estatua en bronce en la cima de la pirámide más alta de Calakmul, para que todos los que lo lleguen a visitar en el maldito Tren Maya puedan admirarme, y la neta ¡qué mal que no lo hice, jaja! ¿Se imaginan los titulares? “Héroe Nacional, ciclista, madrea, desnuda, y quema la ropa de un ladrón”. Mi nombre sobrepasaría los Brayans y los Ikers, Santiagos y Mateos… Pero I pass the test! I will diminish, and go into the West.
A lo que iba, que para empezar ni se me ocurrió, y encima dudo haberlo hecho pues asco —razón más para no pegar en la cara y evitar la sangre que sepa si está contaminada de ébola o algo o no (y se van alv todas y todos las y los postmodernas y postmodernos que digan mi comentario es clasistx).

Otro tipo de comentarios que me sorprenden muchísimo —y ni tanto, la gente no sabe nada— son aquellos que argumentan que ni estaba armado, que se ve bien debilucho y más pequeño que yo, que es un niño, que se ve que estaba borracho, que por qué presumo mi gran hazaña, que falto de atención… Oigan, gente sin cerebros, o sea que solo si está más fuerte, grande, viejo, y armado que yo, y encima me acuchilla y mata, ¿vale la pena la defensa y de lo contrario está bien que nos asalte?
Neta, están imbéciles y solo opinan porque tienen internet.

Y cada vez van a estar peores nuestras ciudades.

Por supuesto sé la culpa en gran medida es de la crisis económica-geopolítica en la que está metido el mundo, y la corrupción y la desatención absoluta del pueblo de México, pero igual ustedes —pinches rateros— pueden escoger otra cosa, y ya están muy cabrones matando a todos por los $200 que les dan por nuestros relojes y celulares, para poder seguir comprando su maldita droga —conste que sabemos la drogadicción es una enfermedad y como epidemia deberíamos estarla tratando; son pacientes, somos humanos tanto e igual que yo y que cualquiera (en este universo nadie es especial).
El problema táctico de siempre es de dos partes, una que la gente rehuye a la agresión por naturaleza, es nuestro instinto y punto —somos descendientes de los cobardes, de los que huyeron, puesto que era mejor huir aunque fuera el viento, que quedarse y encontrarse al tigre, esos fueron los más exitosos evolutivamente hablando— nadie se metía, dos se acercaban con las palmas extendidas, el gesto pre-sapiens de paz, todos los demás en anfiteatro, y otra que los ladrones no pelean limpio, son montoneros y usan armas. Pues el pueblo es igual y también puede pelear sucio: los que podemos nos defendemos, y a los que no puedan los defendemos entre todos.

Hay que chingarle y uno le está chingando, y nos están chingando; el atropello del robo —cualquier crimen— deberá ser castigado por el pueblo, de manera individual y absoluta, en lo que nuestra fiscalía y nuestra ley se ponen al corriente.

Blade Runner: Love Scene

[Tiempo de lectura 2 m]

Everyone complains about the lack of chemistry between Ford and Young, thus they argue Deckard and Rachael’s love is forced, underacted and dull: It’s not.

They don’t love each other.

She knows he’s investigating replicants —that’s certainly the rumor on the nets— and she suspects she’s one. Imagine what it took to convince herself to go ask for his help.

Taffy Lewis’ – Blade Runner.

Picture the scene at Taffy Lewis’: he calls her… and comes across as a creepy stalker —at best.

So, overcoming her fears, she shows up after breaking on his apartment. He insists —in that she’s a sixus— and backs down when he realizes he’s being an idiot, but acting as if it were a tiring and difficult thing, because he’s actually bothered by her presence, her imposing on his routine.

Remember, Replicants are like any other machine; they’re either a benefit or a hazard, so she’s below human to him. Is this so difficult to grasp, must it be written down?

She’s a machine that looks like a gorgeous girl. He proceeds to abuse her a bit. She’s complaint.

Add that he’s frustrated and hates his life, he has no friends, he’s powerless before his ex-superiors, and hits clumsily and rather aggressively on any woman he gets to talk to —as evidenced.

He took the chance to have sex with a beautiful and willing skinjob. Hard.

Rachael - Blade Runner.

Rachael – Blade Runner.

You can even say she has anticipated the most probable possibilities, and assumed payment were most likely to be required. Of course, in this post mortem world, suggesting that would be the same as saying he raped her.

And there’s also another reason: you’re so used to chemistry in movie couples, that your brain falls utterly to grasp the concept of a much more realistic lack of chemistry between strangers on their positions.

I’ve always found their “love” scene quite correct.

One more kiss, dear.

Game of Thrones

[Tiempo de lectura 5 m]
Fantasy landscape.

¿High fantasy dónde?

Game of Thrones era genial, inesperada y compleja, con personajes interesantes que morían y fallaban… hasta que se acabaron los libros y cayó en lo común.

Qué basura el nuevo Game of Thrones.

Lo han convertido en una telenovela predecible para retrasados, justo como todo lo que Hollywood hace, pues es lo único que saben hacer, y el público no exige más (nomás ver como babean por la basura que escupe Disney Star Wars y Disney Marvel cada dos o tres meses). Es ya una historia común copy-pasteada que solo va palomeando los puntos que “debe” cumplir cualquier historia de cuarta de tal o cual género, acción, terror, y medio fantasía en este caso. El problema es que estas historias de cuarta generan la millonada y dominan el mercado, entonces todo debe imitarlas.

Nadie de importancia o inesperado muere desde la temporada pasada, ¡porque fans! La batalla de Helm’s Deep fue completamente anticlimática y plana porque no supieron que hacer con los conceptos de high-magic que se atisbaban en las temporadas anteriores; los white walkers y su rey son enemigos de relleno, genéricos —enemigos de superhéroes— en vez de la promesa de algo interesante; el rey resiste fuego de dragón, pero no acero especial, no trae ningún truco que no le hayamos visto antes, y muere a la primera, ajá. Bran y sus cuervos se sientan a esperar, wtf?! ¿Para qué volaron en primer lugar? “Dany” gimoteando como princesa de Disney al montar su dragón es patético. Defiendan las muertes de la niña Mormont, de Beric, de Jorah, anden. Ahora defiendan la del rey del invierno vs River Tam y los reavers… también con un truco ya visto.
Todas las batallas (porque obvio son varias, una por protagonista) fallan en continuidad y los zombies no-muertos orcos son los clásicos enemigos de las películas chafas de terror que atacan de a uno por vez (Theon en particular). Varios personajes se teletransportan porque plot.
Vaya, hasta el CGI se quedó corto, noten las varias escenas del rey y hay algunas que parecen props y otras CGI. Ni hablar de los efectos chafísimas y genéricos de audio, y la menos que mediocre música utilizada. Dirán que eso no es lo importante, pero esta serie se ha caracterizado por una producción bárbara, y ahora ni eso. Para comparar.

Es que, en serio, Ned, los Stark, los Martell, las bodas, las batallas, la del Blackwater, las traiciones, cuando se muere tal y cual, cuando van aquí y allá, todo lo que sucede, años advirtiéndonos que el invierno ya viene, las vistas de reojo a los white walkers, al rey de las nieves, ¿será un Stark?, ¿hablará y nos contará sus motivaciones?, todo lo que pasó e imaginábamos que pasaría, todo eso, para la porquería de batalla final contra los zombies de basura que nos entregaron. ¿Neta no lo ven? ¿Ya están vueltos mermelada sus cerebros gracias a las películas de seres invencibles, que vuelan y disparan rayos de los ojos? Por cierto, John Aegon Snow Targaryen es quien debió haber librado la última batalla; ¿se acuerdan que lo revivieron?
¿Se imaginan que reviva? ¡Jajajaja!

Game of Thrones terminó en la 6ta temporada —incluso antes, quizás ya desde la 4— inconclusa igual que los libros, y de ahí en adelante es para fans de lo barato y malhecho, para llenar el hueco nomás; le decía a un amigo que es el efecto Prometheus, Revenge of the Sith. Basura en un envoltorio hermoso.

Las películas de superhéroes lo han arruinado todo, y maldita la hora en que a Martin le dejó de dar la gana escribir —por otro lado, ni él supo como terminar su estúpidamente ambiciosa serie.

Podría detenerme punto por punto de los nuevos capítulos y explicarles porqué todo está tan mal, pero si no lo saben ya, jamás lo entenderán; si tus gustos son básicos, te hace falta mucho para cambiarlos, y cuando los cambies (a fuerza de leer), entenderás tú solito porqué todo está tan mal. Sería una pérdida de tiempo, pues.
Si te interesa elevarte de la basura, empieza por tratar de detectar plot holes, dei ex machina, y fallas de continuidad en la narrativa ¡porque plot! Como ejemplo, cuando Mary Sue Rey Skywalker Palpatine aparece pilotando el Halcón es porque el plot lo requiere, pero es un non sequitur, no sigue del argumento y la trama, simplemente aparece ahí. Otro ejemplo muy fácil y lleno de estos tumores es todo lo escrito por J.K. Rowling… ahora que si crees que Harry Potter está bien escrito, pues ahí el problema, no sabes leer y distinguir lo mencionado. Trata.

Otro punto importante es el cambio de personajes: uno entiende que la serie es para las masas, no para los fans de los libros, pero caray, ¡mantener un mínimo razonable de parecido entre personajes! ¡Leer los pinches libros antes y llevar notas!
Euron es una sombra marica contra el personaje del libro. Euron es uno de los más malvados y misteriosos personajes de GoT, vivió en el exilio (por haber violado a la esposa de su primo o algo así) navegando (su barco, The Silence, es tripulado por mudos… que les arrancó las lenguas para que no hagan ruido), ha ido y salido vivo de Valyria —igual, la del libro, y no la mariquez de HBO, Valyria la maldita— de donde obtuvo el cuerno —so Middle Earth— para controlar dragones y una armadura de acero, duh, de Valyria. Euron está loco, cree que puede convertirse en dios.
Neta que insulto el Euron del show, es la peor adaptación de cualquier personaje de cualquier libro a la pantalla, de la historia. Ugh, la escena con Jamie y Cersei, ¿albureándolos? ¡Ugh, King’s Moot! En el libro es épico, todos los Greyjoy en reunión en una playa gris y con riscos, dentro de las ruinas del esqueleto de un leviatán que un rey Greyjoy pasado mató, Euron llega con el cuerno sonando —Dragonbinder— el peor ruido que nadie jamás ha escuchado, y su navío emerge de la neblina…

I am the drowned god.

No entiendo, se supone deberían mantener un mínimo razonable de similitud con los personajes originales, ¿por qué cambiarlos hasta el punto de ser otros personajes por completo que solo se llaman igual por relleno? Ya mejor ni les digo nada de Arya.

Porque fuck you.

Yo leí algunos de estos libros hace mucho, y por ello fue que en cuanto vi el primer rumor que HBO la filmaría, la recomendé muy emocionado a mis amigos, obvio todos me consideraron loco y hereje, “¿Dragones y reinos y espaditas y magia? No, gracias.” me decían, y les insistí tanto que fueron en contra de sus gustos regulares (la fantasía en literatura es para nerds, ¿cierto?) y acabaron enamorados de la serie. Así, igualito, les digo que ya se convirtió en basura y no vale la pena verla más.

Ned Stark

Fuck you, Hollywood Neflix Amazon Disney HBO.

Al menos las de Marvel son good enough; jamás pretendieron ser más que las películas palomeras y entretenidas, aunque llenas de errores y guiones pobres, que son: máquinas de hacer dinero gracias a gente que no sabe discernir —ni le importa— entre una buena historia y algo al aventón para niños. Game of Thrones sí era algo distinto y muy fregón.

Game of Thrones.

High fantasy, sword and sorcery.

Qué lástima.

Hasta la 4:
****
Después:
*

Spin-offs por personaje y trilogías, cada uno peor que el anterior en 3, 2…

Life is Short; Play More

[Tiempo de lectura 3 m]

Adrift.

Why we play videogames? What are the reasons behind spending hours—our lives, some would say—in front of a monitor clicking and pointing?

I’ve been adrift at sea with Kara for days, starving. I’ve found the princess in another castle. When I was inducted Spectre… Earth was so proud. I fell in love with Liara, but felt terrible because I was always sidelooking at Tali. I traveled to Dantooine aboard the Ebon Hawk; those estates where something to behold—they have always reminded me of Asimov’s Solaria. Canderous the Mandalore regaled us with epic—truly—war stories while walking through the pharaohnic ruins of Korriban. I was dwarfed and sick in the Cathedral of Flesh… My sickness was an eye opener. I felt proud in bringing down a Shivan Juggernaut, sacrificing myself so others could escape. I photographed exotic species that were beyond the homely ones. Spent geologic ages trapped in Montezuma’s labyrinth. I traveled the surface of the moon firing at enemy ships, evading craters. I held Marle’s hand through time, assassinated Kunitoki, the evil shogun, learnt the Alltongue to be understood in Arcadia, hidden in lockers through Sevastopol thinking of her… marveled at the space jockey through the narration of someone I knew… Debated myself between throwing a nuke at those degenerates—mankind—or not, almost right after leaving my shelter.

I was beaten thoroughly in the ’69 F1 season; those Ferrari 12cil beasts breezed through. Left that otherwordly papaya McLaren F1 in favor of the ultra-handleable High Stakes 911, I showed those fat left-turning gringos what it meant to race, and always fell off the road of the rainbow; had some truly epic pixel-finishes on the haunted track… Our best ending ever was, we were only two players left in the field—and a few NPCs of course. I shot the rebel scum of his sniper with mine, and me and my team screamed in joy over restoring Imperial Law over the Galaxy… only to watch those idiots screaming in too much of a similar manner. We watched the screens; I did kill him, but he did me also. We were elated. Were, because in the ’90s and ’00s, lan-parties were in real life.

And that is not even counting the sights I’ve seen, the glorious landscapes, all manner of post apocalyptic, underwater scenes, suffered several nuclear winters, saw the sea in all its colors, the cities of old Cimeria and Middle Earth, the underwater palace of Mu, the Arabian-like baths in another world, unnamable, unknowable and unrememberable places. The creatures I’ve encountered. Not even counting the… personages I’ve met.

I’ve woken in strange realms. I experienced a bit of what it felt to become an Ultra in the cavernous Armstrong, swamped for months in the Kingdom of Ehb. Stayed a while and listened, restoring sanctity to Tristram while avenging your death. Sent my Terminator Class Space Marines, in His name against the heretics… I fell short of my namesakes, Arthur and Asimov; the cultists of the necromorphs beat me. I was a spook, a Stranger back in the late ’20s hunting the occult with Papa Midnite at my back.

“A reader lives a thousand lives before he dies, said Jojen. The man who never reads lives only one.”
― George R.R. Martin, A Dance with Dragons.

As with books, videogames let you wonder, space-out. Learn and enjoy. A movie is static, it never changes—actually, it does change but for the worse; as you grow older and more critic, the movie loses—as much as you like it, even more so in these days where senile director’s come up with novel ways to ruin their previous works. Books are dynamic because the density of information is greater, and our memory is imperfect, our capacity to absorb a book in its totality, assuming a minimum of literary complexity, is low, so each read you find new things, much more so than movies. And videogames are dynamic, at least some—the RPGs, the Grand Game genre by definition, are.

So, to all who don’t understand why we play, those are the reasons. But, as with reading, you won’t get them until you experience it.

Oh, and don’t forget to always go right.

Servicio de Excelencia

[Tiempo de lectura 5 m]

Servicio de Excelencia.

Hay algo que tienen las marcas extranjeras, gringas en particular, el famoso Servicio de Excelencia.

Parte de su filosofía que The Customer is Always Right (el cliente siempre tiene la razón), y llega hasta el extremo de considerar más importante la recomendación de boca en boca -la presencia de su marca- que cualquier otra cosa, esto es, hace muchísimo más daño a la marca un cliente insatisfecho, pues hablará pestes de ti con todos, que beneficio un cliente satisfecho, pues en general como su producto funciona bien, no dirá nada.

Yo he tenido muchas experiencias a lo largo de los años con garantías extranjeras, en ninguna me han dejado de sorprender esas marcas: es algo que simple y sencillamente en México no pasa, aquí un pequeño recuento de las que me acuerdo, y una explicación un poco más larga de la última con RockShox / SRAM.

  • Logitech
    Es una marca suiza con mucha presencia en América.
    Compré un mouse gamer con 80 botones en Palacio de Hierro y dejó de funcionar en algo como dos semanas.
    Palacio de Hierro no da garantía en electrónicos, y lo ponen muy claro en su ticket.
    Me comuniqué a Logitech, les expliqué el asunto, me dijeron que me sentara a esperar mi nuevo mouse sin ningún costo.
  • Canon
    Compré una EOS 20D, una DSLR semi-profesional, tenía dos o tres pixeles muertos en el sensor. La garantía cubre me parece que alrededor del 5% de pixeles muertos, no dos o tres.
    Fui a Canon en Lomas de Chapultepec, Ciudad de México, me cambiaron el sensor sin ningún costo.
    También tenía una Point & Shoot que después de años de uso desarrolló unas bandas verticales en la pantalla. La garantía había vencido hace mucho tiempo.
    La llevé al mismo lugar, me cambiaron la pantalla sin ningún costo.
  • TWSBI
    Ellos hacen plumas fuente, son de Taiwán.
    Me gané una pluma en un GiveAway de un blog de plumas fuente, independiente a TWSBI, y me enviaron mi hermosa pluma.
    Después de un par de años de uso, se rompió una parte, le escribí a TWSBI preguntándoles si podían enviarme repuestos y en cuánto me saldría.
    TWSBI me dijo que me sentara a esperar mis repuestos gratis. ¡Ni siquiera el envío me cobraron! ¡La pluma yo no se las había comprado a ellos!
    Es de notar que ellos hacen mucho caso a lo que dicen los usuarios de sus plumas y cada nueva generación incluye las mejoras que los usuarios han detectado como fallos.
  • LAMY
    Ok, no Lamy como tal, un distribuidor en Japón. Lamy también hace plumas fuente. Me compré una y en las fotos venía con un estuche chafita de plástico. Llegó sin el estuche. Dejé una calificación negativa en Amazon.
    El distribuidor se comunicó conmigo informándome que algunas así le habían llegado, pero que de todos modos era su culpa por no haberse fijado bien en las fotos, y que me había reembolsado el total de la pluma y el envío, y que si podía por favor quitar mi calificación.
  • Portland Design Works
    Compré una lámpara trasera para bicicleta Radbot 1000 que dejó de funcionar. La abrí y limpié la circuitería lo mejor que pude y nada, les escribí pidiéndoles consejo, quizás solo era cosa de volver a soldar algo, y que no, que tenían ese problema las generaciones anteriores y que me sentara a esperar mi nueva lámpara completamente gratis.
  • Trek
    Estos hacen bicicletas. Compré una en 2005 o 2006 y en 2014 se fisuró el cuadro. Trek tiene garantía de por vida en cuadros.
    La tienda donde la había comprado ya no existe. Me comuniqué con Trek y me dijeron que fuera a otro distribuidor, en mi ciudad (en un estado distinto al que la compré). Fui a la tienda, analizaron, y me dijeron que me sentara a esperar una bicicleta nueva, sin ningún costo.

Y el último caso fue con una suspensión de esa bici, marca RockShox, y aquí es donde entra la necesaria comparación entre los extranjeros y nosotros, los malhechos mexicanos:

  • RockShox
    Tuve que comprar esa suspensión cuando me dieron la bici nueva, pues el cuadro no admitía frenos V, que eran los que yo tenía, sino de disco (en la parte trasera, la delantera depende de la suspensión, pero se iba a ver algo ridículo disco atrás y V adelante).
    La tijera tenía un problema desde nueva, pero lo ignoré, excepto apenas que compré una llanta más ancha y el problema se hizo muy evidente.
    Tienen garantía de dos años.
    La llevé a la tienda donde la compré, la analizaron y detectaron el problema, la enviaron a donde ellos la compran, en Benotto en Ciudad de México.
    Esa tienda Benotto la mandó a otra tienda Benotto (matriz, creo) en donde mi suspensión estuvo más de tres meses. ¿Tres meses para analizar algo que debería tomarte dos horas a lo mucho?
    Desde que mi tienda me informó que tenía que enviarla a otra tienda decidí establecer contacto con SRAM (la marca dueña de RockShox) y por Twitter me proporcionaron un correo, en el que les estuve informando todo lo que yo sabía.
    Al fin mi tienda me informó que la última tienda había hecho pruebas y habían determinado que la suspensión no tenía ningún problema y que venía de regreso. Se lo comuniqué a SRAM informándoles que no era posible, había pruebas de la falla (fotografías), una tienda me respaldaba (donde la compré) y que la culpa era de ellos por no tener un método de atención al cliente más directo.
    Me dijeron que me sentara a esperar una nueva suspensión.
    Llamaron a Benotto y regañaron a todos -o eso me informó mi tienda- y me enviaron la nueva versión del mismo modelo de la suspensión que yo había comprado, agradeciéndome mi paciencia.

¿Por qué nos cuesta tanto trabajo hacer lo mismo a los mexicanos? ¿Por qué Benotto se rehusó a validar la garantía? ¿Por qué les tomó tres meses? ¿Será por nuestra filosofía de el que no tranza no avanza y por tanto no podemos confiar en nosotros mismos para hacer un reclamo honesto, y preferimos que el cliente se vaya enojado?

Por supuesto no todos son así, mi tienda, Bikes, Rides & Fun es la que se ha encargado de gestionar mis últimas garantías (el cuadro Trek y la suspensión RockShox), apoyándome en todo lo necesario, ¡ellos entienden el concepto de Servicio de Excelencia!

Sin duda es algo para reflexionar, en mi negociotratamos en la medida de nuestras posibilidades, de aplicar el Servicio de Excelencia en todos nuestros tratos. A veces lo logramos, a veces no, pero ¡el primer paso es tratar!

Actualización Febrero 2019:

  • Revant Optics
    Los Oakley Radar (y los Pitch de 2006 son mis favoritos) son de las mejores gafas para hacer ejercicio que hay en este mundo, y al ser usados así pues se gastan bastante y es imposible tenerlos inmaculados. Mis Black Iridium Polarized ya estaban muy dañados e investigando me decidí por Revant Optics como remplazo (esto es porque Oakley no envía a México, ya están descontinuados, y de conseguirlos cuestan un ojo de la cara, un robo sin ninguna duda).Total, compré hace más de un año unas Black Stealth Polarized y unas transparentes y he estado muy contento con ellas; apenas se me cayeron mis black stealth sobre concreto con las consecuencias previsibles, así que tuve que ordenar otras (pues, obvio, los rayones quedaron justo en la línea de visión central). Lo comenté en Twitter, y Revant al ser otra marca fregona, me dijo que les mandara un mail a soporte, y que aunque técnicamente nuestra garantía no cubre rayones por uso diario, hay algunas reglas que están hechas para romperse. Esto fue después de yo haber ordenado mis nuevos lentes, así que me ofrecieron enviarme otros completamente gratis, e incluso se tomaron la molestia de leer todos mis tuits y con base en lo que puse, me sugirieron los Ice Blue Polarized debido a su tinte rosa cálido (prefiero lentes cálidos a fríos) completamente gratis. Solo porque sí. Para tener contento a un cliente que ya les había comprado dos veces antes, que les estaba volviendo a comprar, y que no estaba exigiendo ningún tipo de servicio o garantía; simplemente estaba comentando y mini-reseñando sus ópticas.

    Revant hace micas para montones de marcas, así que si requieren remplazo, ¡ya saben dónde!

¡Increíble, más marcas así, caray! Directo a la lista de compañías chingonas, ¡cliente de por vida de todas ellas sin duda!